Consejos para conseguir que tu hijo duerma solo

Consejos para conseguir que tu hijo duerma solo

No es raro que a los niños de 3 o 4 años, al comenzar el pre-escolar, experimenten un nuevo sentimiento de inseguridad que se manifiesta a la hora de dormir y no quiera separarse de ti. La mayoría de los padres se pregunta ¿por qué no quiere dormir solo? o ¿qué le da miedo?

 

Por lo general los niños sienten miedo, producto de cosas que escuchan o sombras que se forman en la habitación durante noche; todo producto de una imaginación. Los niños no quieren revivir sus pesadillas por lo que dormir entre los padres resulta un refugio de todas cosas que lo atemorizan y le da mayor seguridad al descansar.

 

Otro tipo de miedo que experimentan los pequeños es que los abandonen. Esto ocurre por lo general cuando un niño acaba de tener un hermanito o cuando uno de los padres vuelve tarde por la noche o se marcha temprano

por la mañana: su ausencia al acostarse o al despertarse desarrolla este temor de inseguridad. Si este no es tu caso y ya resulta muy incómodo dormir con tu hijo en la misma cama te recomendamos lo siguiente…

1.- Habla con él de sus miedos: Anímalo a que te los cuente o dibuje. Recuérdale que estás muy cerca de su habitación si necesita o le pasa algo por la noche. Intenta disolver sus temores dándole explicaciones que lo hagan sentir más confiado de su entorno.

 

2.- Amansa a los monstruos del armario y o debajo de la cama: Si tiene miedo de la oscuridad, ponle un espanta cucos en su habitación.

 

3.- Establece una actividad antes de ir a dormir: Muchas veces es el secreto de una buena noche, esta puede ser leer un cuento antes de dormir, ordenar sus peluches, conversar sobre cómo estuvo su día o inventar historias usando solo la imaginación, así el niño se distraerá y agotará más rápido.

 

Luego de lograr que se duerma quedarte un momento a su lado, pero sale de la habitación antes de que se dormido del todo. Si te llama al cabo de dos minutos o a media noche, debes tranquilizarlo con cuidado, pero con firmeza, e insistirle una y otra vez que todo estará bien y que no corre ningún peligro.

 

Por las mañanas despiértalo de forma suave y tierna. Tu hijo comprenderá que, aunque no te tenga a su lado toda la noche, puede disfrutar de toda tu ternura por la mañana.

 

Comenta y comparte estos consejos con otros padres.

Conoce y se parte de la experiencia Summer Infant Chile, suscribiéndote en nuestra página web.

YOU MAY ALSO LIKE